sábado, 11 de agosto de 2007

Cultivo de berenjenas en invernadero

Cultivo de berenjenas en invernadero


Tratamiento del suelo:

Las berenjenas requieren un suelo rico por lo que hay que cavar e incorporar abun­dante compost.



Multiplicación:

Se cultivan mejor en verano a menos que el invernadero tenga calefacción. Se siembran las semillas en macetas de turba pues es una especie que no tolera el trasplante. Las semillas necesitan mucho calor: 24 a 30 °C. Si la temperatura desciende por debajo de los 21 °C es muy probable que no lleguen a germinar. Hay que mantenerlas, por tanto, en la parte en donde se cultiven los pepinos. Cuando las plántulas miden 10 cm de alto se las lleva a su emplazamiento definitivo.


Cuidados durante el crecimiento:

Es necesario mante­nerlas bien regadas, a ser posible con agua estercolada.


Recolección:


Se las corta en cuanto la piel es tersa y de color púrpura. Las plantas producirán entonces más.