domingo, 8 de julio de 2007

Cultivo de higos en invernadero

Cultivo de higos en invernadero


Tratamiento del suelo:

Lo mejor es cultivar la higuera en una maceta que se pueda trasladar al exterior en verano. Se la llena con tierra cargada de compost y se mezcla con un poco de cal. Es necesario que las mace­tas dispongan de orificios de drenaje.


Multiplicación:

Ficus carica es la variedad ideal para el cultivo de interior en maceta, y lo más conveniente es comprar el arbolito en un vivero, aunque desde luego, igual que todas las higueras, es asimismo posible obte­nerla de esquejes. Se plantan igual que cual­quier otro árbol.


Cuidados durante el crecimiento:

Hay que regar bas­tante para conservar húmedo el suelo pero sin saturarlo, y rociar de vez en cuando las hojas. Se trasladan las macetas al exterior al llegar el verano y se las vuelve a meter en cuanto caigan las hojas o se presenten las pri­meras heladas suaves del otoño.


Recolección:


Los higos se comen frescos tan pronto como están maduros. Si no, se los seca.